Cielo rojo sobre la Habana

Acá llegó un huracán fuerte y vivimos muchas cosas. Mientras tanto, hubo un robo en mi apartamento en Berlin y por complicaciones con la administración del edificio, la puerta quedó dañada (y no cerrada) por dos días enteros.

El huracán llegó con toda su fuerza terrible y afectó sobre todo al este de la Isla (Santiago de Cuba). Supuestamente evacuaron todos a tiempo (aunque los medios de otros países hablaban de once muertos). Ayer se despachó hacía los EE.UU..

Por el mal clima (ráfagas con lluvias fuertes), las escuelas cerraron casi por completo. Las ráfagas permanecieron hasta la noche. El cielo parecía pintado de rojo, cosa que naturalmente evocó muchos juegos de palabras.

Para l@s lector@s interesad@s acá la versión extensa:

Tenía un toque absurdo: Estábamos sentados en un bar de terraza con vista al malecón, hablando con los cubanos de la mesa de al lado sobre la baja criminalidad que hay en Cuba. De repente recibo una llamada desde mi barrio berlinés Wedding. Era la chica que me alquila el apartamento, diciéndome que habían roto la puerta y que le hayan robado varios objetos de valor (celular, laptop, cámara). No sabíamos si eso tenía que ver algo con la pandilla que reside en mi calle y si no, porque ellos dejaron que haya robo en frente de su casa. Para nuestros conocidos cubanos todo eso era muy interesante naturalmente. Ellos solo conocen estas condiciones de cuentos y películas. De ahí se desarrollo una conversación animada, porque habrá pasado esto justo ahora (con dos días de haberme ido) y quien podría haber sido.

Aunque no podía hacer mucho al respecto, mis pensamientos muchas veces volvían al Wedding y la puerta abierta de mi apartamento, que quedó sin reparar dos días enteros gracias a la administración lenta de mi edificio. Por suerte tengo unos vecinos muy amables (gracias Gülüm, Mery, Christina y Turk!) que pasaron cada rato por la puerta y miraron por la ventana para verificar que no haya entrado nadie más. Ahora si parece que la repararon de tal manera que se puede cerrar otra vez (y mandé a poner una cerradura demás).

Programa cultural: La lectura de Padura sobre el béisbol cubano

El miércoles fuimos a una lectura del autor cubano Leonardo Padura, a quien había leído mucho este año (actualmente: „Fiebre de Caballos“). La lectura sobre el rol del Beis en Cuba tomó lugar en la Habana Vieja. Allá se había encontrado tanta gente en el patio de la Fundación Alejo Carpentier, que no había más sillas desocupadas y la gente se ponía en los pasillos. El público era muy heterogéneo y consistía de intelectuales y deportistas/aficionados del deporte de igual manera.

La fascinación con el béisbol se le nota mucho a Padura mismo. Eso también se transmite en sus novelas, cuyo elemento esencial es la comunicación entre los protagonistas sobre los últimos acontecimientos de la liga cubana. image011En esta ocasión incluso leyó un ensayo largo sobre el significado del béisbol para la cultura cubana en lo general y lo específico. Padura acentuó sobre todo la importancia de este deporte para la identidad cubana y caribeña en general. También explicaba la función integrante para la sociedad entera, ya que el béisbol unía a jóvenes y viejos, pobres y ricos, blancos y negros.

En seguida surgió un debate con el público. Rápidamente los diferentes aportes del público fueron acompañados de gestos animados y llamadas de otros ahí presentes. Algunas veces hubo aplauso espontáneo. Todos lamentaban el descuido por parte de la política, ya que hacían falta espacios libres para jugar, un mejor mantenimiento de los estadios y una promoción de jóvenes sostenible. También se deploraba la suplantación creciente por el fútbol. Para la juventud hoy pareciera más importante si haya ganado el Real o el Barça que apoyar su equipo local en la liga nacional del béisbol. En sus intervenciones, los oradores se mostraron críticos tanto del gobierno como de ellos mismos. Hubiera que motivar más a la juventud y no darse por vencido la „futbolización“.

Una señora intelectual mayor también hacía constar la falta de representación de las mujeres en el béisbol. Sin embargo, esta pregunta no fue acogida por los demás participantes. Muchos de los ahí presentes esperaban que a partir de la seria de discusión „béisbol en Cuba“, cuyo cierro fue marcado por la lectura de Padura, se destallara un discurso mayor sobre el béisbol en la sociedad cubana. La organizadora destacó en su larga charla de cierre que el béisbol representara un espacio de discusión y reflexión general. Por eso el debate era de importancia inmensa para la sociedad cubana.

Después de eso hubieron fotos y firmación de autógrafos de Padura. El no siempre ha sido apreciado en Cuba por su descripción realista de los problemas cotidianos en Cuba. Ahora parece que es relativamente aceptado dentro de las estructuras oficiales.

La visita guiada de una escuela

Anteayer visitamos un colegio en Habana Oeste. La visita fue organizada por el sindicato de educación SNTECD, con los cuales habíamos tenido contacto por correo en el preludio del viaje. La escuela „Fructuoso Rodríguez“ goza de una buena fama dentro de la Habana, como nos aseguraron varios conocidos cubanos. Allá nos recibieron algunos „pioneros“ elegidos de la escuela en filas de los dos lados de la entrada. Nos hizo recordar mucho a la organización de jóvenes de la Alemania socialista (FDJ).

La directora, una profesora en prácticas y dos profesoras mayores nos acompañaron por el patio y la biblioteca. Luego nos sentamos en la oficina de la directora a conversar sobre nuestros sistemas de educación y los desafíos de la profesión de enseñanza. Yo operaba sobre todo de interprete entre mi papa y los demás.

Cuando llegamos a hablar sobre la arquitectura con las ostentosas pinturas murales y lujosas construcciones de pilares, la situación se puso algo tensa. Al yo preguntar si la antigua mansión había sido expropiada por la Revolución. Las profesores me miraron sobresaltadas con los ojos grandes. En retrospectiva creo que eso se debía también al hecho que yo había elegido el más agresivo entre dos términos posibles (expropiar en vez de estatalizar).

Al fin no me contestaron esta pregunta claramente, solo que la escuela había servido como escuela privada antes del „Triunfo de la Revolución“.

Esta forma de hablar a la cual nombré „retórica revolucionaria“. Se escucha en casi todas las conversaciones con cubanos, incluso en el espacio privado. A veces me parece como si en la cronología cubana la victoria final de las fuerzas revolucionarias en el 1959 ha ocupado un lugar similar al sistema de datación „ante y después de Cristo“: el evento del cambio del gobierno marca el punto de partida de la sociedad cubana actual.

En la escuela pública esta forma de hablar en términos ideológicos naturalmente era más ofensiva aún. (Ahí siempre me pregunto en cuantas ocasiones hablamos en términos ideológicos propios al capitalismo sin darnos cuenta).

Los salones cuentan con 17 a 35 estudiantes, dependiendo del tamaño del aula. El grupo se queda en el mismo salón desde séptimo hasta noveno año. Cada aula disponía de un televisor de pantalla plana. Nos dijeron que estaban ahí para ver al mediodía „lo que ya se hizo“ – osea las noticias estatales.

En total he aprendido mucho sobre el sistema educativo cubano. Ya exista la jornada entera en el país entero (explícitamente para la promoción de la igualdad de género) con almuerzo incluido. También hay muchos espacios determinados para „círculos de interés“ y ofertas como artesanía manual (textiles y otros), jardín escolar, circulo literario, informática con énfasis en html. También se hacen talleres de orientación profesional y un proceso constante de „desarrollo de talento“.

Después del nivel mediano (séptimo o noveno año) hay tres opciones: Está la politécnica, que es más para ciencias naturales. Otros optan por el pre-universitario, que creo que es la fase previa a los estudios universitarios de ciencias humanas. También hay escuelas de especialización con fuerte enlace empresarial, que están diseñadas según la demanda regional (hotelería, interpretes, peluqueros, esteticistas, jardineros etc.). Así se intenta de revelar desde temprano los talentos propios de cada estudiante y apoyarlo individualmente para que todos lleguen a tener la mayor formación posible en lo que mejor saben hacer.

Los profesores y sobre todo los jóvenes profesores en formación con los que conversamos (también con otros en los pasillos) nos recibieron muy cariñosamente. También eran bastante abiertos aun considerando las circunstancias. Muchos parecían tener relaciones muy personales y cordiales con sus estudiantes.

Al final no se puede comprobar cuanto de eso fue autentico y cuanto fue show. Sin embargo, ellos parecían ser profesores muy comprometidos, que hablaban abiertamente sobre los desafíos del trabajos, específicamente tratando con adolescentes.

Nosotros quedamos un poco irritados cuando uno de los profesores jóvenes nos preguntó en serio si también pertenecíamos al partido de la cancillera alemana… Por un instante, a mi papá se le descarrilaban todas las facciones del rostro (perteneciendo al partido socialdemócrata casi toda la vida).

Estos profesores jóvenes nos contaron que tienen mucho contacto con jóvenes alemanes y austriacos que incluso los habían ido a visitar. Nos hicieron muchas preguntas informadas sobre la economía y política alemana.

Mientras tanto, sigo aprendiendo mucho sobre la situación política. Pienso recontar mis conclusiones al final del viajes, ya que probablemente mi conocimiento se va profundizando y mi opinión se va diferenciando hasta entonces.

Advertisements

Kommentieren

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s