De vuelta a la vieja Europa

ESTRENO! Como tengo algo más de tiempo, ahora con traducción al español:

Después de los primeros días raros de re-acostumbrarme ya me siento nuevamente „normal“ acá en mi ambiente familiar en Berlín y estoy muy contenta de estar cerca de mis amigos y familiares (de acá) nuevamente. Ya no pienso tanto en Colombia como en los primeros días cuando veía muchas cosas en comparación con mi vida allá. Aunque no fue mi primera estadía larga en Latinoamerica, esta vez fue algo diferente, sobre todo porque me he llevado tantas experiencias e impresiones distintas en cuatro países tan distintos esta vez. Para mis amigos de allá voy a agregar un mensaje que ya había publicado en otro medio:

Desde mi tierra berlinesa ya, quiero mandarles un agradecimiento a todas estas personas que han hecho de este viaje largo en los últimos seis meses una experiencia tan bella! Conocí muchos lugares y sobre todo personas nuevas, aprendí muchísimo y pasé momentos lindos con mis amigos de siempre (en Panamá y Volcán especialmente).
Nuevos y viejos amigos en Cuba, Panamá, México y Colombia: GRACIAS! Ojala nos volvamos a ver pronto, pero igual estamos conectados siempre gracias a esta red digital.
Muchos abrazos y, cachacamente hablando, „que estén muy bien!“

Esto también tenía que ver con que tenía un compromiso diferente en cada uno de ellos: en Cuba quería sobre todo intentar de entender estas numerosas contradicciones de las que me he preocupado desde tanto tiempo (empecé a leer sobre Cuba a los 13 años). Estando finalmente allá, traté de captarlo todo y de aprender cada día un poco más. En las cinco semanas tuve muchas conversaciones con mucha gente. Sobre todo con los seres lindos con los que vivía y los nuevos amigos con los que pasé noches mágicas bailando en alguna sala o algún muro en el malecón o en las largas caminatas que tuve de noche por las calles de la Habana. También leí mucha literatura cubana (sobre todo de Padura, al que tuve el gusto de conocer en persona) y pasé bastante momentos meditando sobre lo grande y lo pequeño en el atardecer del malecón – con la vista al mar y el horizonte, detrás del que se encuentra la Florida cercana. Al fin me fui con más preguntas que respuestas – y con una añoranza de la Habana que parece ser incurable.

DSC_0147

En Panamá por otro lado, fue más como un „volver a casa“: fui a visitar mis viejos amigos, algunos de los que ya llevo conociendo más de 10 años. Allá pasé muchos momentos con personas y en lugares que son muy familiares para mí.

“Cuando hemos ido a un lugar, por más corto que haya sido, y luego nos vamos, siempre dejamos una parte de nosotros allá.”1

Esta sensación siempre la siento especialmente fuerte en Panamá y cuando estoy allá es como si esta parte de mi identidad se despertara una y otra vez. Es muy lindo vivir nuevas experiencias con los viejos amigos y ver como todos nos seguimos desarrollando. Desde que nos graduamos del Colegio, han habido matrimonios y separaciones, nacieron muchos niños, algunos se fueron de Volcán (y algunos también ya volvieron) y a pesar de todo la mayoría nunca nos hemos perdido. Estoy muy agradecida de poder seguir de cierta manera esa misma vida que comenzó hace tantos años como niña de colegio.

Esta vez fue especialmente especial porque me vino a visitar mi hermana Eva desde México y vivimos unos días volcaneños (también en la capital e Isla Colon) por excelencia! Fue muy lindo compartir este mundo tan mio con alguien de „mi otro mundo“. Nuestros encuentros también fueron una constante durante todo el trayecto de mi viaje: Primero en Cuba, luego en Panamá y dos veces en México pudimos compartir muchos momentos realmente „entre hermanas“.

1Véase Tren nocturno a Lisboa, 2013

Para México me fui sobre todo para visitarla a la Evita. Allá pasé Año Nuevo y luego unas vacaciones familiares (con los 7 juntos!!!) para Semana Santa. Fue una gran reunión familiar en el otro lado del charco donde vivimos tantas cosas que no caben acá sino en otro artículo que ya está en preparación. Por ahora espero poder contentarlos con algunas visuales del país de los contrastes:

Mi estadía en Colombia en cambio se debía más que nada a mi pasantía en la Cooperación Alemana de Desarrollo (GIZ en alemán). Debo admitir que después de todos estos trabajitos reemplazables que había hecho durante mis estudios fue realmente agradable realizar un trabajo más exigente. Además de eso, la cuestión de la formación del estado de derecho en Colombia ha sido un tema que me ha preocupado por años – y no solo académicamente. Fue algo muy lindo poder trabajar en algo que realmente me interesa y en lo que me siento competente. Para colmo me ha tocado un equipo que fue tanto amable como de un profesionalismo alto y dos encargados quienes realmente nos tomaron en serio a los practicantes y nos promovieron bastante. En las primeras semanas de conocer la materia y las estructuras hacía tareas de cualquier tipo (desde la preparación de la conferencia anual hasta tareas de redacción o investigación). Después de esta primera fase tuvimos una conversación sobre el transcurso de mi pasantía donde decidimos mi enfoque dentro del proyecto.

Desde entonces estuve trabajando mayormente desde nuestra otra oficina en la Defensoría del Pueblo, en donde mayormente se les atiende a las victimas del conflicto armado. Hasta que me dieron el permiso para ingresar en la entrada de los funcionarios (con huella digital y toda vaina), estuve haciendo fila cada mañana en la entrada pública con las victimas. A veces me tocó observar como estas personas fueron rechazadas por el servicio de la seguridad, cuando su deber es meramente la revisión por armas y no tenían realmente la competencia de decidir quien entra y quien no. (Cuando pasaba esto se lo reporté a mi colega y el habló con el encargado de la Defensoría… ojala haya cambiado algo eso.) Para muchas de estas personas fue un gran desafió siquiera acercarse a la institución, dado que probablemente han tenido bastante malas experiencias con el estado y sus representantes como los militares. Ahora vienen a apoyarse en el derecho a la reparación según la nuevamente reglamentada ley de victimas. Según ella el estado siempre es responsable de repararle al ciudadano para cualquier violación de derechos humanos dentro del conflicto armado por no haberlo protegido. Esta responsabilidad estatal también aplica en todos los casos cuando la violación haya sido de parte de otros actores como paramilitares, guerrilla o bandas criminales y narcotraficantes.

Bogotá
Bogotá

Mayormente estuve trabando en un monitoreo de las políticas públicas acerca del derecho a la reparación. Para ello fueron elaborados unos 300 indicadores trabajando con el texto de la misma ley de victimas. Estos indicadores iniciales los discutimos punto por punto durante largas sesiones. Estas muchas veces tomaron lugar antes o después del horario normal para que todos los participantes tengan tiempo. Los participantes fueron la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (CODHES), representantes de la Procuraduría y la Delegada de Victimas de la Defensoría. Aunque estas largas sesiones a veces fueron algo agotadoras, para mí también fueron muy emocionantes y pude aprender mucho (y ojala contribuir algo también). También fue bonito ver como crecimos como grupo y cada semana fue más eficiente la toma de decisiones. Al fin me fue muy difícil irme, sobre todo porque venían unas semanas con sesiones intensas en las que me hubiera gustado mucho seguir participando.

Antes de volver a Alemania quería por fin conocer algo de la Colombia aparte de Bogotá (que en su altura está un poco aislado del resto del país). Así pasé dos maravillosas semanas en Medellín y Cartagena. Lo disfruté mucho y como siempre conocí y aprendí mucho también – pero este merece un artículo aparte. Los dejo con algunas impresiones de mi viaje final:

Advertisements

Kommentieren

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s