Una pequeña retrospectiva a Cuba

Como ya lo mencioné en „Cielo Rojo sobre la Habana“, quería esperar hasta el fin del viaje para llegar a conclusiones sobre la situación política. Todos los días había aprendido algo nuevo que me hacía cuestionar mis impresiones anteriores. En fin me fui con más preguntas que respuestas. Por eso no quiero presumir poder sacar una conclusión final. Aquí va el intento de resumir todos estos pensamientos y contradicciones que dieron vueltas en mi cabeza.

Primero un par de proposiciones (siempre basadas en mis experiencias subjetivas):

  • Es verdad que casi todos los cubanos con los que he conversado, se han mostrado muy descontentos con el sistema.
  • Es verdad que casi todos los cubanos con los que he conversado defendieron los muchos logros de „la Revolución“.
  • Es verdad que mucha gente tiene familia en el extranjero (diáspora cubana), sobre todo en los EE.UU y que ellos les mandan plata a Cuba.
  • Es verdad que son sobre todo los jóvenes que ser quieren ir del país.
  • Es verdad que la nueva ley de migración teóricamente permite la salida del país sin permiso especial.
  • Es verdad que la mayoría de los cubanos no puede pagar los costos de un viaje así (pasaporte, vuelo etc.).
  • Es verdad que una salida exitosa también depende de que si los países de destino le dan la visa.
  • Es verdad que los „profesionales“ (médicos, profesores, abogados etc.) aún tienen que esperar para poder salir.
  • Es verdad que he visto muy poco personas con ropa vieja o rota (mucho menos que en cualquier otro país).
  • Es verdad que los derechos fundamentales en cuanto a la libertad de prensa y de movida todavía son fuertemente limitados.
  • Es verdad que derechos fundamentales en cuanto a educación, salud, participación en la vida cultural y seguridad son realizados bastante bien y mejor que en muchos otros países.
  • Es verdad que en Cuba existe algo como diferencias de clases – mansiones y casas rudimentarias, carros nuevos y bicicletas viejas etc.
  • Es verdad que muchos cubanos (sobre todo jóvenes) llevan suéteres con la imagen de Che Guevara.
  • Es verdad que la mayoría de los cubanos con los que he conversado (independientemente de su profesión u origen) parecían de un nivel alto de conciencia y educación.
  • Es verdad que la oferta cultural es muy diversa y abierto para todo el mundo.
  • Es verdad que a primera vez los cubanos parecen tener mucha alegría de vivir.
  • Es verdad que detrás de esta fachada alegre, muchas veces existen cinismo y una desesperanza muy profunda.

image009

„Una pequeña retrospectiva a Cuba“ weiterlesen

Últimas veces o „¡Hasta la vista, Cuba!“

Los últimos días en Cuba se pasaron volando. Siguiendo el consejo de la familia donde me estoy quedando (y del guía turístico que también vive en el edificio y siempre llega a lavar o tomar café) hice dos viajes más antes de irme. El primer viaje fue muy cliché turístico: cuatro ciudades en dos días, con todo incluido (hasta un almuerzo en un puerto de … Últimas veces o „¡Hasta la vista, Cuba!“ weiterlesen

Che en el horizonte

Después de una breve excursión al mundo diplomático, me fui a Santa Clara. Es un poco más provincial que la Habana, pero super interesante y agradable.

Mis primeras impresiones fueron grupos grandes de peregrinos de Che Guevara, muchos estudiantes y muchos taxis colectivos de caballos. De ida me fui en el tren nocturno, aunque mucha gente me había avisado en contra de ello (o tal vez precisamente por eso)… otra experiencia más!

La estadía en Santa Claro en si fue muy dominada por el Che, pero más allá de los monumentos también tuve muchos encuentros muy agradables.

Ahora estoy de vuelta a la Habana, planeando mi última semana antes de irme para Panamá!

„Che en el horizonte“ weiterlesen

Che am Horizont

Nach einem Ausflug in die Botschafterwelt bin ich inzwischen schon einige Tage im etwas provinziellen, aber sehr interessanten Santa Clara. Neben Gruppen von Che-Guevara-Juengern aus dem In- und Ausland gibt es hier viele Studenten und viele Sammeltaxen in Form von Pferdekutschen. Die Hinfahrt unternahm ich trotz (oder vielleicht sogar aufgrund) vieler gegenteiliger Warnungen im Nachtzug – wieder eine Erfahrung mehr! Der Aufenthalt in Santa Clara selbst war sehr Che-lastig, ich habe aber auch ausserhalb der Monumente viele nette Begegnungen gehabt. Nun bin ich wieder zurueck in Havanna und plane meine letzte Woche, bevor es nach Panama weitergeht!

„Che am Horizont“ weiterlesen